INFORMACIÓN PARA MÉDICOS

El FibroScan® es un dispositivo médico no implantable de diagnóstico que mide de manera no invasiva, indolora e inmediata la elasticidad (o dureza) del parénquima hepático. El principio de funcionamiento del aparato se basa en una técnica denominada elastografía impulsional unidimensional mecánica controlada1 . La esteatosis se cuantifica midiendo la atenuación que sufren ondas ultrasónicas a través de la grasa presente en el tejido hepático, entre más grasa presente el tejido hepático, mayor será la atenuación de las ondas.

Existen dos versiones de FibroScan:
1.- FibroScan 502 y 502 Touch: Equipo semi móvil que cuantifica fibrosis y esteatosis hepática
2.- FibroScan 402: Equipo portátil que cuantifica exclusivamente la fibrosis hepática




INTERÉS MÉDICO

Patologías

El FibroScan® puede utilizarse para evaluar la fibrosis hepática en todas las personas afectadas por una enfermedad crónica del hígado sin importar su etiología (hepatitis virales, enfermedades alcohólicas del hígado, hematocromatosis, hepatitis autoinmune, etc.)

También puede utilizarse en los centros médicos para el diagnóstico temprano de la cirrosis en la población general.


Beneficios previstos para los pacientes

DIAGNÓSTICO HISTOLÓGICO (BIOPSIA HEPÁTICA)

Hoy en día el método de referencia para la evaluación de la fibrosis sigue siendo el análisis histológico de muestras de hígado obtenidas mediante una biopsia hepática (BH). La BH se realiza bajo hospitalización de un día con anestesia local y requiere guardar cama durante 6 horas posteriores a la intervención. Por lo tanto se trata de un examen largo y costoso.

La BH puede ocasionar complicaciones2 (dolor3, hemorragias4, post-hospitalizacion5), las cuales explican porque este examen no sea bien aceptado por los pacientes y los médicos. Estudios clínicos6 han demostrado que alrededor de 59% de los pacientes afectados con hepatitis C no acepta someterse a la BH y el 22% de los médicos se niega a prescribirla a sus pacientes. Esto implica que una considerable cantidad de pacientes no recibe tratamiento por miedo a este examen y, con más razón aún, que resulte difícil repetirlo más de una vez al año para seguimiento longitudinal de los pacientes7.

Por otra parte, la BH puede carecer de reproducibilidad y precisión. En efecto, la distribución de la fibrosis en el hígado no siempre es homogénea y la muestra obtenida representa en promedio solo 1/125,000 del volumen total del hígado8 (cilindro de 1mm de diámetro y 15 mm de largo). Posteriormente estas muestras deben ser analizadas por un anatomopatólogo, el cual puede añadir variabilidad de entre 10% a 20% en la evaluación de la fibrosis9. Estas dos cuestiones conducen a un índice de falsos negativos del 24% para el diagnóstico temprano de la cirrosis10.

El examen de medición FibroScan® es totalmente no invasivo e indoloro y no requiere ninguna anestesia y mucho menos hospitalización. Por lo tanto, permite ahorrar tiempo a los médicos y al personal sanitario. Los diagnósticos realizados a la fecha no han puesto en manifiesto ningún efecto secundario o complicación, gracias a lo cual el examen es bien recibido por los pacientes. Cada medición se realiza sobre una porción de hígado que representa un cilindro de 10mm de diámetro y 40mm de largo. Por consiguiente la medición del FibroScan® es 150 a 400 veces más representativa que la BH. Por último, este examen puede repetirse con la frecuencia que sea necesaria para efectuar el seguimiento de la evolución de la enfermedad con o sin tratamiento.

DIAGNÓSTICO BIOLÓGICO (MARCADORES SÉRICOS)

Recientemente se han ensayado numerosos marcadores de fibrosis o sistema de marcadores bioquímicos con el objeto de sustituir a la BH para la evaluación de la fibrosis hepática. Estos exámenes requieren de una toma de sangre, seguida de la dosificación de los componentes a ser investigados en laboratorio.

Los marcadores de fibrosis son productos de la síntesis o de la degradación de las proteínas de la matriz extracelular. Por lo tanto, están directamente relacionados con la fibrosis, pero no específicamente con la del hígado. En efecto, otros órganos, como por ejemplo los riñones, pueden desarrollar fibrosis. Además, esos marcadores son el reflejo de procesos dinámicos (síntesis y degradación) más que de la cantidad de fibrosis efectivamente presente.

Los marcadores bioquímicos son combinaciones de parámetros séricos que tienen una relación directa con la fibrosis hepática. Esos marcadores se construyen mediante análisis estadístico para acercarse lo más posible a los resultados obtenidos con la BH. De este modo, estas prueba son muy sensibles a las variaciones de los parámetros sanguíneos elegidos por razones completamente independientes de la fibrosis y del hígado11. Por lo tanto, su uso está limitado a etiologías precisas (en general, la hepatitis crónica viral C) y no a etiologías múltiples12. Asimismo, ciertos tratamientos provocan también variaciones de algunos parámetros sanguíneos incluidos en esas pruebas y por consiguiente no pueden utilizarse para el seguimiento del paciente bajo tratamiento.

El FibroScan® mide un parámetro físico objetivo y universal directamente en el hígado. Por lo tanto, no es sensible a las condiciones extrahepáticas y puede utilizarse en todos los pacientes afectados de enfermedad crónica del hígado de etiología múltiple o bajo tratamiento. Además, este examen también es adecuado para toxicómanos puesto que no requiere ninguna extracción de sangre. Por último, con el FibroScan® el resultado es inmediato, mientras que la dosificación de los marcadores sanguíneos requiere varios días.

SUBIR [^]



PRINCIPIO DE OPERACIÓN

¿POR QUÉ DEBE MEDIRSE LA ELASTICIDAD DE LOS TEJIDOS?

La elasticidad o dureza de los tejidos depende del estado patológico de los mismos; es un parámetro utilizado a menudo por los médicos a través de la palpación para la diferenciación de los tejidos sanos y patológicos. La Figura 1 muestra la elasticidad de diferentes tejidos biológicos según su estado patológico o fisiológico.

¿QUÉ ELASTICIDAD DEBE MEDIRSE?

La elasticidad (E) indica la capacidad de un medio para deformarse cuando se le aplica una fuerza. En física, la elasticidad se representa mediante el módulo de Young y se expresa en Pascales (Pa) o bien, Kilopascales (kPa)

Cuando se aplica una fuerza o presión a un medio, este puede deformarse de dos manera (figura 2)

1. Compresión o capacidad del medio para deformarse al cambiar de volumen

2. Cizalladura (corte) o capacidad del medio para deformarse sin cambiar de volumen

En un sólido, la elasticidad (E) suele depender tanto de la compresión como de la cizalladura. Sin embargo, en los tejidos blandos, la compresión es prácticamente constante, por lo que la elasticidad (E) se relaciona únicamente con la cizalladura.

¿CÓMO MEDIR LA CIZALLADURA EN EL TEJIDO BLANDO?

Las ondas mecánicas se propagan por los medios deformándolos. Por consiguiente su propagación está regida por la compresión y la cizalladura. Determinados tipos de ondas son sensibles tanto a la compresión, como a la cizalladura, mientras que otras son solo sensibles a la compresión o a la cizalladura. Las ondas elásticas de baja frecuencia y su velocidad están relacionadas directamente con el módulo de cizalladura.

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO DEL EQUIPO

La sonda del aparato está constituída por un transductor ultrasónico monoelemento fijado al eje de un vibrador mecánico. El transductor ultrasónico es colocado en contacto con la piel del paciente y el vibrador genera una vibración totalmente indolora, la cual genera una onda elástica de cizalladura que se propaga a través de la piel, los tejidos subcutáneos y finalmente el hígado. Simultaneamente al inicio de la vibración, el transductor ultrasónico realiza una serie de mediciones ecográficas (emisión / recepción) con una frecuencia de repetición específica.

La comparación de las señales ultrasónicas sucesivas obtenidas por el transductor permite realizar un mapa de las deformaciones de los tejidos debido al paso de la onda. Dependiendo del tipo de paciente y de la sonda utilizada (S, M, XL), la zona de medición puede oscilar entre 15mm y 75mm debajo de la piel a fin de estar bajo la cápsula del hígado de los pacientes. Se mide el tiempo que tarda la onda de cizalladura en propagarse a lo largo de esta zona de interés y de ello se deduce su velocidad de propagación.

Esto permite conocer la elasticidad, dado que cuanto más duro es el medio, mayor es la velocidad de propagación de la onda elástica.

<<< Ver video

SUBIR [^]



MODO DE EMPLEO

El examen FibroScan® se realiza por la vía intercostal sobre el lóbulo hepático derecho. Para ello el paciente debe estar acostado en una camilla en posición de decúbito dorsal, con el brazo derecho bajo la nuca (figura 3).

Para obtener mediciones fiables se recomienda elegir una zona que presente una porción de hígado de al menos 7 cm de profundidad sin importantes estructuras vasculares y suficientemente alejada de los bordes del hígado. Puede resultar conveniente hacerlo en la zona habitualmente elegida para realizar una biopsia hepática.

El equipo permite visualizar a modo de asegurarse de que la sonda no esté colocada ante una costilla o los pulmones, sino frente al hígado y verificar que la zona de medición no presente importantes estructuras vasculares.

Tras encontrar la zona de medición adecuada, se coloca la sonda de manera perpendicular a la superficie cutánea (figura 8) y se aumenta la presión hasta recibir una señal verde del equipo. Entonces se puede iniciar la medición pulsando el botón de la sonda. Con el fin de obtener un valor de elasticidad representativo de la dureza del hígado, deben realizarse diez mediciones con las cuales el equipo toma el valor medio como valor final.

Este valor final se expresa en kilopascales (kPa) y de ser necesario puede ser correlacionado con la escala METAVIR.

SUBIR [^]



1
Castera, et. al. Non-Invasive evaluation of liver fibrosis using transient elastography. Journal of Hepatology. 48 (2008) 835–847
2 Thampanitchawong : Liver biopsy : complications and risk factors. wJ Gastroenterol 1999 5:301-304
3 Gilmore et al. Indications, methods, and outcomes of percutaneous liver biopsy in England and Wales: an audit by the British Society of Gastroenterology and the Royal College of Physicians of London. Gut 1995;36:437-41
4 Poynard T. et al. Appropriateness of liver biopsy. Can J Gastroenterol 2000;14:543-548
5 Garcia-Tsao G. et al. Outpatient liver biopsy : how safe is it ? Ann Intern Med 1993;118:150-153
6 Rayssiguier R et al. Pratique et attentes des médecins généralistes en matière d'hépatite C dans la région Auvergne (résumé). Gastroenterol Clin Biol 2000;24:818
7 McHutchison JG et al. Interferon alfa-2b alone or in combination with ribavirin as initial treatment for chronic hepatitis C. N Engl J Med 1998;339:1485-92
8 Ziol et all . Non invasive assessment of liver fibrosis by stiffness measurement in patients with chronic hepatitis C. Hepatology 2005
9 Regev A et al. Sampling error and intra-observer variation in liver biopsy in patients with chronic HCV infection. Am J Gastroenterol 2002;97/2614-2618.
10 Nord HJ. Biopsy diagnosis of cirrhosis: blind percutaneous versus guided direct vision techniques - a review. Gastrointest Endosc 1982;28:102-4
11 Arondel abstract Hep 2003
12 Corpechot et.al. Assessment of Biliary Fibrosis by Transient Elastography in Patients With PBC and PSC






















































Si desea recibir más información sobre el examen FibroScan® por favor llene la siguiente forma y de click en enviar. Tan pronto recibamos su mensaje, nos pondremos en contacto con usted.

Nombre :
E-Mail :
Teléfono:
Comentarios :
SCIENTY MED, S.A. DE C.V. | OMETUSCO # 7. PISO 2. COLONIA HIPÓDROMO CONDESA. 06140. MÉXICO D.F. | 01 (55) 5256 48 15 | VENTAS@SCIENTY-MED.COM